Benedetto: la matrix de su vuelta

by admin

Benedetto, Boca, Benedetto, ElcheBragarnik, Benedetto, Olympique, Bou, Boca, Defensa, Bragarnik, Lisandro López, Boca, Xolos, Bragarnik, Elche, Marcone, Boca. Y de nuevo a empezar. De repente, la operación Pipa se multiplica, más bien, se ramifica. No sólo es el deseo del goleador de volver y el sueño de Boca de repatriarlo. Es todo lo que puede, podría o debería suceder para que el gran golpe del mercado de pases se concrete. Eso sí, está cada día más cerca.

Si cuatro partes sentadas a una misma mesa ya eran suficientes (Boca comprador, Benedetto refuerzo, Elche locatario temporal y Olympique dueño del pase), pues se sumaron otros nombres, otras negociaciones y otras transferencias, que podrían ayudar a la Matrix.


Pipa anda con mala cara. Juega cada vez menos.

¿Qué tienen que ver Bou, Marcone y López en esta historia? Son, de alguna manera, actores de reparto. Casi literal. Porque de sus negociaciones bien podría salir el dinero para financiar el regreso de Benedetto. Y porque en todos esos casos hay otro denominador común: Christian Bragarnik, el repre del Pipa, el agente de Bou, el gerenciador de Defensa, el accionista de Tijuana (el club al que iría Lichi) y uno de los propietarios del Elche (el que debe dinero por Marcone). La llave.

En limpio, la situación es la siguiente. Primero, Boca necesita que Benedetto salga del Elche. Eso no sería un problema, porque hasta el propio Pipa es uno de los accionista del club y ni siquiera tiene continuidad en el equipo. Hoy es el cuarto delantero del plantel y contra el Espanyol, el lunes, no entró ni un minuto. 

Luego, lo principal, es convencer al Olympique de que acepte ceder al jugador, ahora a un nuevo destino, justo Boca, el que recibió los 18 millones de euros que los franceses pusieron por el goleador en 2019. Entonces, recuperar parte de ese dinero es central para el Marsella. Y ahí es donde entran a la cancha los otros jugadores en cuestión.

Los pasos

Boca sabe que para convencer al Olympique de largarlo necesita hacer una oferta por un porcentaje del pase. De modo que el club francés recupere algo de su inversión, ya en parte amortizada (hoy saben que Pipa no tiene reventa en Europa, por eso la pretensión no es tan alta: por cinco o seis palos lo largan).

Otro préstamo, para el Marsella, es pan para hoy y hambre para mañana, porque encima Pipa en junio del 2023 podría quedar libre. Entonces, el Consejo está enfocado en eso: en hacer una propuesta por una porción del goleador, un señuelo, para darle forma a una llegada muy esperada por los hinchas y también por sus propios ex compañeros.

En Boca lo quieren peleado, así como lo conocieron.

En Boca lo quieren peleado, así como lo conocieron.

Para eso, necesita recaudar. Entonces, lo primero sería cobrar una deuda: la que el Elche tiene por Marcone, que ronda los dos millones y medio de euros (a pagar en dos cuotas: junio de este año y en junio del 2023). Eso podría servir para compensar al club español por la partida del Pipa y para sumar al fondo de caja general.

Luego, asoman las transferencias. La de Bou a Defensa, también de la mano de Bragarnik: Panterita podría seguir en el Halcón, que le compraría un porcentaje del pase (entre el 30% y el 50%) por una cifra que ronda el millón y medio o dos. Y por último, está la chance de que Lisandro López pase al Tijuana, también propiedad del agente del Pipa, a cambio de dos millones de dólares. Si Boca acepta eso, pues estaría siendo parte de este “hoy por mí, mañana por ti”.

La cuestión, ahora, es cómo el Consejo administrará estas variables. Y más teniendo en cuenta que no tendrá todos los recursos aquí y ahora. Por eso, la propuesta para el Olympique está en camino. “Es importante y sí, es por un porcentaje del pase”, le confirmaron a Olé.

Y hay mucho optimismo, porque el Marsella sabe que le conviene desprenderse del Pipa (además, ya le resulta un jugador caro) y porque al Pipa, que ya anda con mala cara por no jugar, le cierra por todos lados: venir para jugar con la continuidad que no tiene, siendo ídolo/protagonista y con un nuevo contrato por tres años en el club del que es hincha.

“La prioridad son Figal y Benedetto. Luego, iremos por algo más”. Desde el predio de Ezeiza el foco está bien puesto. Al central, que viene del Inter de Miami, ya lo tienen casi abrochado. Y lo del goleador, en este dulce de Elche, ya tiene gustito a vuelta.

Benedetto en Boca.

Benedetto en Boca.

Fuente: Olé

Compartir:

Relacionados