Colombia: Ingrid Betancourt dijo que «hay mujeres que se hacen violar»

by admin

La precandidata a la presidencia de Colombia por el partido Verde Oxígeno, Íngrid Betancourt, aseguró en un debate junto a otros aspirantes al cargo que «hay mujeres que se hacen violar», frase que cosechó el repudio de diversos sectores que calificaron lo ocurrido como una afrenta a las víctimas de violencia de género.

“Es un tema sobre la mujer que nos preocupa a todos. Yo enfocaría la solución en prevención. Muchas veces nos damos cuenta, sobre todo en los barrios más populares, que las mujeres que se hacen violar, se hacen violar por gente muy cercana a la familia«, dijo la colombiana este martes en la Universidad Sergio Arboleda de Bogotá.

En ese marco, también afirmó que hay mujeres que «se hacen seguir por delincuentes que siguen su ruta, saben por dónde van a pasar y son depredadores que las están persiguiendo y ellas están totalmente desprotegidas”.

Tras la ola de repudios que cosecharon sus comentarios, Betancourt explicó que se trató de una «embarrada» dado que tiene «dos idiomas en la cabeza«, el francés y el castellano.

«Hay veces que hay un cortocircuito maquinal, no volverá a suceder (…) Me excuso, fue una embarrada», insistió la candidata, quien indicó que lo que quiso decir fue «que las mujeres que están viviendo en situación de pobreza son las primeras víctimas de las agresiones sexuales», «que cuando ellas se desplazan de su hogar a su lugar de trabajo, o a la escuela porque muchas veces son menores de edad, ahí es cuando las persiguen y las violan» y que «muchas veces las violaciones son intrafamiliares, dado que desgraciadamente la mujer está desprotegida».

Uno de los primeros en manifestarse sobre las expresiones de Betancourt fue el precandidato Camilo Romero, de la coalición de izquierda Pacto Histórico, quien aseguró en el debate que «las mujeres no se hacen perseguir ni se hacen violar».

Enseguida otro contendiente explicó que Betancourt tuvo un error de lenguaje.»On se fait violer» (nos violan)», afirmó Enrique Gómez Martínez del movimiento de Salvación Nacional. «Ella usó un galicismo, es un error de lenguaje, no sea oportunista», le dijo a Romero.

Más tarde, en Twitter, la precandidata se refirió a la repercusión que tuvieron sus comentarios y dijo fue sacada de contexto y eso «demuestra que se acusa tantas veces a la mujer de ser culpable de las agresiones de las cuales es víctima que se da por hecho que hasta una mujer pueda pensarlo«.

«En realidad, esa re-victimización social de la mujer es parte del problema. La mujer es atacada y violada no solo en la calle, si no también en su propio hogar. Las mujeres de bajos recursos son las más expuestas a este tipo de agresiones carnales porque el entorno es agresivo y las desprotege», señaló. 

Y agregó: «De allí que debamos establecer no solamente políticas punitivas contra los agresores sino también espacios de protección para las mujeres, donde puedan refugiarse y obtener apoyo en todos los niveles: psicológico, policivo, económico, de salud, incluido el legal, para que sus denuncias surtan efecto legal en corto tiempo y acabar con tanta impunidad».

Reacciones 

La socióloga Sara Tufano remarcó, por su parte, que para «los que excusan a Íngrid Betancourt diciendo que en francés es muy común usar la voz pasiva» hay en el país europeo un debate liderado por las feministas que discuten «la pertinencia de la voz pasiva en el caso de una violación». Betancourt «está desconectada de todo. ¿No les parece grave?», planteó Tufano.

Fernando Posada, candidato a la Cámara de Representantes por el Nuevo Liberalismo, lamentó la «inmensa falta de preparación de Íngrid Betancourt en sus intervenciones» y dijo que eso «es una ofensa» al electorado. «Ser candidata a la presidencia es una responsabilidad enorme. Nos merecemos gobernantes que entiendan la realidad del país«, publicó en Twitter.

Francia Márquez Mina, precandidata del frente Pacto Histórico Nacional, también se manifestó sobre lo ocurrido. «Decir que las mujeres de los barrios populares ‘se hacen violar’ es legitimar la violencia clasista, machista y patriarcal», escribió en la misma red social. «Feminizar la política va más allá de que las mujeres nos pongamos en la disputa por la representación en el escenario electoral. Feminizar la política implica entender y luchar por la justicia de género», añadió.

En tanto la candidata al senado de Colombia por la coalición Pacto Histórico, la diputada María José Pizarro, pidió que la violencia de género sea abordada con «coherencia y responsabilidad».  «La violencia basada en género es un asunto muy serio, las palabras de @IBetancourtCol más que desafortunadas son un grave error ¿insensibilidad o ignorancia?», escribió en su cuenta de Twitter.

Las elecciones presidenciales de Colombia serán el 29 de mayo. Allí se elegirá a las futuras autoridades del país, que gobernarán entre 2022 y 2026.



Fuente: Página 12

Compartir:

Relacionados