Concordia tiene su Corzuela Rosa para remar contra el cáncer de mama

by Editor

Si bien todo el año se concientiza sobre cáncer de mama y la importancia de realizar los controles anuales, es octubre próximo el mes de la sensibilización con el objetivo de aumentar la atención y apoyo a la detección precoz y el tratamiento de esta enfermedad. Este tipo de cáncer es el más común entre las mujeres de todo el mundo y la mayoría de los casos se diagnostican en fases avanzadas por lo que la detección a tiempo es fundamental en la lucha.

En todo momento es importante el apoyo emocional para los pacientes y contar con grupos que reúnan experiencias de personas que pasaron la enfermedad, realizando una actividad reacreativa es un plus significativo.

Anticipándose a lo que será el mes de octubre en cuanto a iniciativas de concientización sobre cáncer de mama en toda la provincia, UNO destacó la historia de un nuevo movimiento en la ciudad de Concordia.

El grupo. Son actualmente nueve mujeres las que reman en Corzuelas Rosas Concordia.

El grupo. Son actualmente nueve mujeres las que reman en Corzuelas Rosas Concordia.

Corzuela Rosa

Corzuela Rosa es un grupo de remo que se formó en la Capital del Citrus para reunir a expacientes de cáncer de mama. Su nombre «Corzuela» hace referencia a la especie también conocida como guazuncho, ciervo autóctono de la provincia de Entre Ríos, que se encuentra dentro de la fauna autóctona protegida.

La fundadora de Corzuela Rosa es María Soyaí Gilberto una estudiante de la licenciatura en Kinesiología de la Univesidad Nacional de Entre Ríos (Uner) que se inspiró en la asociación Dragones Rosas de La Plata, un grupo de mujeres unidas por una fuerte experiencia de vida que dejaron atrás la enfermedad y se juntan a practicar remo para aprovechar los beneficios físicos que les proporciona la disciplina, y también para concientizar.

«Corzuela Rosa nació en marzo de este año pero la idea viene de unos años atrás, exactamente 5 años cuando conocí a un grupo de mujeres con historia de cáncer de mama de La Plata (provincia de Buenos Aires) por un video que circulaba en internet. Ellas estaban remando, con una misma vestimenta , todas mujeres, me dio curiosidad por saber quiénes eran y qué hacían. Entré a su página, leí, miré su contenido y me pareció muy lindo ese movimiento, pensé que en Concordia no se había implementaba algo así dirigido a mujeres con cáncer de mama. Luego me fui a Villaguay a estudiar. Este año me quedé en Concordia para preparar finales y decidí poner en marcha el proyecto que es una actividad sin fines de lucro», le contó a UNO.

Según señaló, se puso en contacto con las chicas de La Plata para conocer un poco más sobre las actividades que realizaban.

Previa. Las Corzuela realizaron primero kinefilaxia, actividad que les permitió estar en óptimas condiciones físicas, flexibilidad y destrezas en sus movimientos para remar posteriormente.

Previa. Las Corzuela realizaron primero kinefilaxia, actividad que les permitió estar en óptimas condiciones físicas, flexibilidad y destrezas en sus movimientos para remar posteriormente.

Corzuela Rosa

«Me fueron guiando para lograr formar un equipo de remo de mujeres que se interesen en la práctica, ya que es una actividad nueva para la ciudad de Concordia y saber también cómo llegarle a las personas. También conté con el apoyo de mi familia, dándome ideas, sugerencias. De a poco fue teniendo color y forma e incluso tuve charlas con médicos oncólogos, mastólogos y me pareció mejor idea que sea tanto para mujeres y hombres. Por el momento no se acercó ningun hombre pero yo sé que de a poco se van a ir animando o quizás no han escuchado aún nombrar al grupo, es una posibilidad», expresó.

Gilberto también explicó el trabajo previo que fueron realizando: «Corzuela Rosa dispone de un equipo de kinesiólogos que en principio estuvieron acompañando a las chicas en la práctica de kinefilaxia, es una actividad que les permitió estar en óptimas condiciones físicas, flexibilidad y destrezas en sus movimientos para luego comenzar con las nuevas actividades de remo».

Además, especificó que «actualmente son nueve las chicas que se animaron a sumarse y participar de las actividades que se fueron desarrollando y esperamos con ansias que se sigan sumando más personas, tanto mujeres como los hombres que padecieron cáncer de mama, ya que se trata de una linda experiencia, rodeados de naturaleza y lindas personas, cálidas, con ganas y fuerzas de seguir adelante por el bienestar físico, mental y espiritual».

Como aún no tienen una sede física, los interesados pueden contactarse a través de las redes y solicitar información sobre días y horarios de los encuentros.

«Por el momento no contamos con un espacio físico, nos reunimos en los hogares de alguna de las chicas cuando surge un plan, vamos poco a poco organizándonos para lograr tener un espacio propio. Hacemos ventas de pasteles y distintas iniciativas a través de nuestras redes sociales Corzuela Rosa en Facebook

Compartir:

Relacionados