Continúa la aventura de Báez en Santiago

by admin

Sebastián Báez cree en el trabajo. Sabe que no hay otra forma de igualar los metros de ventaja que da con su altura. En un tenis actual que viró hacia un prototipo de jugadores de más de 190 centímetros de alto y con un patrón de saque y derecho muy marcado, el argentino llegó para demostrar que se pueden desplegar otras variantes sobre la cancha. Y, en ese sentido, está confirmando lo que muchos entrenadores auguraban en el cierre de 2021 y que era ni más ni menos que la gran capacidad de adaptación que iba a tener para adaptarse al circuito mayor durante este 2022. Tanto es así que se metió en la final del ATP 250 de Santiago al derrotar a Albert Ramos Viñolas por 6-4, 4-6 y 6-2 en las semifinales.


Báez se aseguró ser top65 a partir del próximo lunes. (Marcelo Carroll)

Si algún curioso o desprevenido llegara a mirar tenis por primera vez, un ejemplo perfecto para mostrarle sobre un encuentro típico en polvo de ladrillo sería el que ganó Báez. Los rallies fueron intensos, largos, con diferentes efectos de pelota, con la inclusión del slice como recurso defensivo y con muchas variantes para cortar la dinámica de intercambios desde el fondo de la pista. De hecho, el séptimo game del primer set duró más de 20 minutos y el español llegó a romper el saque rival recién en su novena oportunidad de quiebre en ese juego. Sin embargo, el tenista de 21 años sacó un plus en los momentos decisivos. Parecía como si tuviese mayor movilidad en las piernas para poder impactar con potencia y precisión. Y, desde entonces, es posible entender el por qué de la victoria.

«Jugué bien en los momentos importantes. También debo decir que tuve suerte en algunas pelotas, pero peleé mucho para ganarlo. Estoy contento de tener un partido más», dijo Báez apenas finalizó el partido. Y agregó: «Es muy importante [tener torneos en Sudamérica]. Son muchas oportunidades para nosotros, porque viajar es muy caro».

Ahora será tiempo de recuperación y masajes, para luego sentarse con su entrenador a preparar su primera final a nivel ATP. Del duelo entre el español Pedro Martínez y el local Alejandro Tabilo, finalista en Córdoba hace algunas semanas y verdugo de Báez justamente en ese certamen, saldrá su rival para la definición. De mínima se aseguró arrancar la próxima semana en el puesto 61º y hasta podría subir varias posiciones más si es que se retira de la capital chilena con el título en sus manos.

Sebastián Báez se siente muy cómodo en Chile.

Sebastián Báez se siente muy cómodo en Chile.

UNA RACHA IMPRESIONANTE EN SUELO CHILENO

Báez lleva una racha de 26 victorias y apenas dos derrotas en los últimos 28 partidos que lleva disputados en tierras trasandinas entre 2021 y 2022. Más allá de que la mayoría fueron en el circuito Challenger, no hay dudas de que el argentino, coacheado por Sebastián Gutierrez (formó parte del cuerpo técnico en la Copa Davis 2016), se siente muy cómodo en Chile y que las condiciones le calzan a la perfección para poder sacar su mejor versión.

Fuente: Olé

Compartir:

Relacionados