Cuba fue a las urnas en un histórico referéndum por el matrimonio igualitario y la gestación subrogada

by admin

Los cubanos votaron el domingo en un referéndum sobre el nuevo Código de las Familias, una legislación de avanzada que habilita el matrimonio igualitario, legaliza el vientre subrogado, incorpora los conceptos de violencia sexual y de género y reconoce el derecho al cuidado. El primer referendo a una ley específica que se realiza en Cuba desde el triunfo de la revolución en 1959 inició a las siete horas locales y finalizaba a las 18 horas, según el cronograma presentado por las autoridades electorales. 

El último informe del Consejo Nacional Electoral informaba que hasta las dos de la tarde habían votado casi cinco millones de electores, un 54,82 por ciento del padrón electoral actualizado. El resultado definitivo se difundirá cinco días después de la histórica votación, será vinculante y requerirá de una mayoría simple: más del 50 por ciento, ya sea a favor o en contra. El presidente Miguel Díaz-Canel manifestó que espera un voto mayoritario por el Sí, pero reconoció que puede haber un «voto de castigo».

«Una norma justa, necesaria y moderna»

Díaz-Canel acudió a votar muy temprano con su esposa Lis Cuesta, a una casilla del municipio de Playa en el oeste de la capital. El Código de las Familias «es una norma justa, necesaria, actualizada, moderna y que da derechos y garantías a todas las personas, a todas las diversidades de familias, de personas, de credo», dijo el mandatario a la prensa luego de depositar su voto.

«Tenemos que acostumbrarnos a que en temas tan complejos donde hay diversidad de criterios puede haber gente, incluso, que tenga un voto de castigo«, declaró Díaz-Canel a los medios tras salir del colegio donde votó. El líder cubano apuntó que esas personas pueden «no tener nada contra el Código, sin embargo asumen una posición de disgusto porque su situación en estos momentos es compleja».

Díaz-Canel reconoció el difícil contexto económico en el que se realiza el referendo de este paquete legislativo, que contempla entre otros, la gestación solidaria y la posibilidad de que las parejas del mismo sexo puedan adoptar. «Hemos asumido una posición de valentía, de convocar a un referendo en las condiciones que está viviendo el país. Todos sabemos que hay desabastecimiento, apagones, carencias, una parte importante de la economía paralizada», señaló.

El presidente cubano apuntó a las sanciones económicas de Estados Unidos como el factor desencadenante de la crisis, «las sanciones aplicadas por Donald Trump y mantenidas por la actual administración sin ningún tipo de modificación«. En esa línea, consideró que «ahora han hecho varios anuncios de medidas que van por el camino correcto, pero todavía son muy limitadas».

¿Qué propone el Código de las Familias?

Más de ocho millones de cubanos estaban convocados este domingo a responder Sí o No a la única pregunta: «¿Estás de acuerdo con el Código de las Familias?». La nueva legislación, que de ser aprobada sustituirá la vigente desde 1975, define el matrimonio como la unión entre dos personas, abriendo la puerta al casamiento homosexual y la adopción para parejas del mismo sexo.

También permitirá reconocer legalmente a varios padres y madres, además de los biológicos, así como la gestación subrogada, siempre que sea sin fines de lucro, en tanto suma otros derechos que favorecen a los niños, ancianos y discapacitados. Varios de estos temas despiertan sensibilidad en una sociedad aún marcada por el machismo que se exacerbó en las décadas de 1960 y 1970, cuando el gobierno condenó al ostracismo a muchos homosexuales.

En las siguientes décadas las autoridades cambiaron y ahora el nuevo código fue objeto de una intensa campaña mediática del gobierno para promover el voto a favor. «Nosotros no estamos votando Sí con el PCC (Partido Comunista de Cuba). Es el PCC quien está votando Sí con nosotros», aseguraba el domingo Maykel González, un activista gay en su cuenta de Twitter.

«Hace unos años yo no hubiera aceptado este código, pero uno tiene que actualizarse. Este es un código totalmente inclusivo», decía por su parte Elio Gómez, un exprofesor de marxismo de 78 años, en un colegio electoral de la Habana Vieja. Gómez considera que el código va a saldar una deuda con muchos cubanos que sufrieron prejuicios.

El gobierno trató de introducir el matrimonio igualitario en la Constitución de 2019, pero tuvo que dar marcha atrás frente a las fuertes críticas de las iglesias católica y evangélica. En un comunicado, la conferencia de obispos de Cuba volvió a la carga este mes al oponerse a varios puntos, como la adopción por parejas del mismo sexo y la paternidad ampliada.

Entre febrero y abril se realizó una consulta del Código de las Familias en 79 mil reuniones vecinales, barrio por barrio. Esto condujo a una modificación del 48 por ciento del texto, que fue aprobado en julio de este año por la Asamblea Nacional.

En un contexto de profunda crisis económica, un éxodo migratorio y más de un año después de las manifestaciones del 11 de julio de 2021, había ciudadanos tentados a abstenerse de ir a votar en señal de protesta. Los opositores acudieron a las redes sociales para llamar a votar contra el texto o abstenerse. Pero la ley entrará en vigor inmediatamente si obtiene más del 50 por ciento de los sufragios.



Fuente: Página 12

Compartir:

Relacionados