Denuncia por contrabando de neumáticos resultó en una condena a prisión para dos ciudadanos paraguayos

by Editor

Habían ingresado al país desde Paraguay con neumáticos nuevos, recién colocados; luego, intentaron cruzar hacia Chile con otros, deteriorados y usados. La Dirección General de Aduanas advirtió la maniobra e informó a la fiscalía de Jujuy, que ordenó incautar el vehículo, los celulares de los conductores y USD 6.000 que llevaban. Se estima que el valor total de la mercadería contrabandeada asciende a $2.000.000; la condena a 8 meses de prisión es un antecedente importante para este tipo de acciones.

Luego de una denuncia de la Aduana, la Justicia Federal condenó a dos ciudadanos paraguayos por el contrabando de neumáticos que ingresaron y comercializaron en el país sin declarar. La oficina judicial de Salta con subsede en Jujuy estableció 8 meses de prisión en suspenso por el ilícito cometido.

Los hombres habían ingresado a la Argentina por el Paso Fronterizo Internacional Clorinda – Puerto José Falcón, provenientes de Paraguay, con un camión y un semirremolque con cubiertas recién colocadas. Luego, intentaron salir del país a través del Paso de Jama, en la frontera con Chile: allí fue que, en un control de rutina, los agentes aduaneros revisaron las cubiertas y constataron que no eran las mismas —habían sido cambiado por otras deterioradas, con signos visibles de uso.

Así, los agentes especializados de la Dirección General de Aduanas dieron aviso a la Fiscalía Federal de Jujuy, que determinó el secuestro del vehículo, documentación, los celulares de los conductores y USD 6.000 que transportaban en el camión.

Concretamente, los ciudadanos de origen paraguayo manejaban un camión Scania con un semirremolque que en total tenía 12 neumáticos. Se estima que el valor total de la mercadería contrabandeada asciende a $2.000.000.

En efecto, la denuncia inicial de la Aduana dio lugar a la causa penal por contrabando, en la que la Justicia Federal condenó a los dos hombres a 8 meses de prisión en suspenso. La condena es un antecedente importante para la percepción de riesgo que la Aduana busca generar para impedir el contrabando y velar por la transparencia del comercio internacional.

Compartir:

Relacionados