fbpx
Home Deportes Homosexualidad en el fútbol masculino, un tema que empieza a dejar de ser tabú

Homosexualidad en el fútbol masculino, un tema que empieza a dejar de ser tabú

by Editor

En uno de los programas más vistos por futboleros, Sebastián Domínguez sacó el debate. Hizo una autocrítica. Ya hay decenas de subcomisiones en clubes que hablan de diversidad y empiezan a derribar barreras.

Por Federico Lamas del Destapeweb

“Somos unos cavernícolas. No podemos ver lo que pasa alrededor”, soltó Sebastián Domínguez. El ex capitán de Vélez, de Newell’s y actual comentarista rompió un tabú. En uno de los programas más vistos los futboleros, en ESPN, habló de homosexualidad en el fútbol. La autocrítica fue para el ambiente entero y abrió un debate en un lugar donde no suele hablarse de estos temas: en los programas deportivos de la tarde.

Con poco tiempo en TV, Domínguez intentó hablar de un tema que es tabú. Hasta el 7 de noviembre de 2020, ningún jugador de todos los que pasaron por la Primera División del fútbol masculino en la historia declaró ser homosexual. Antes de la pandemia, Nicolás Fernández atajaba en General Belgrano de Santa Rosa en La Pampa que juega en la Liga Pampeana. Es el único futbolista en actividad en declararse gay. “Hay mucho temor por lo que puede llegar a pasar en un ambiente machista como el fútbol, pero tiene que ver con la cabeza de tus compañeros”, dice el arquero en charla con El Destape.

La posibilidad de ser abierto con los compañeros y a la recepción de la declaración. “A mi me tocó un grupo de amigos en el club en el que jugaba. Aparte es una Liga, un plantel joven. Creo que es cuando quizás aparezca un técnico, con una cabeza más vieja”, agregó. Con respecto a las palabras de Sebastián Domínguez, Fernández aseguró: “Me parecen perfectas, súper acertadas. Y con muchísimo respeto, pero disiento en que uno no elige ser gay o bi. Uno es y, a lo sumo, elige como vivirlo”.

En el fragmento de un minuto y medio que se viralizó en redes sociales, Domínguez hizo una autocrítica para el fútbol entero. “Esto no solo pasa en Argentina, pasa a nivel mundial. Y todavía no lo podemos entender”, añadió. No es el primero en hablar del tema. En Inglaterra, por ejemplo, en junio de este año un jugador de la Premier League publicó una carta en el portal de la Fundación Justin Fashanu, una organización que lucha por la inclusión y contra la homofobia en el fútbol. Allí, este futbolista, escribió que las canciones de “los hinchas no molestan pero cuando se sube al avión para ir hacia un partido “o cuando hablo con el entrenador es que me doy cuenta”. En el mismo texto, agregó: “Sé que podría llegar el punto en el que se me vuelva imposible seguir viviendo una mentira”.

El futbol masculino mundial no logró entender lo que pasa alrededor. En la Premier League, por ejemplo, hay algunas acciones entre clubes y grupos que luchan por derechos LGBT+. Por ejemplo, desde 2018, el Leeds United es uno de los main sponsor del “Leeds Pride Festival”, que es el festival del orgullo en la ciudad. Esa acción llegó luego de la organización de hinchas “Marching Out Together”, que acompaña al club aunque no tienen un vínculo directo.

En Argentina, como contrapunto, múltiples clubes abrieron espacios que marcan expresamente acciones a favor de la diversidad. Ferro, Newell’s, Atlanta e Independiente son algunos de las instituciones que tienen una subsecretaría de “Género y diversidad”. Justamente, con diferentes acciones, la idea es replantear nuevas masculinidades en el mundo del fùtbol atravesado por el machismo. Nora Aguirre, responsable de la Comisión de “Género y Diversidad” en el Rojo agregó en charla con El Destape: “Nuestro trabajo es dar visibilidad a las cosas que se están haciendo. Para que todos los socies de Independiente sepan que este lugar es para todos porque así lo es”.

Con trabajos en diferentes puntos del club, Aguirre sostuvo que “es importante hablar también sobre nuevas masculinidades dentro del fútbol”. Por su parte, Ariel Velázquez, reflexionó que “cuando el contexto acompañe más, es probable que haya más futbolistas que se animen a hablar de su sexualidad más libremente”. En ese sentido, también añadió que “cada uno tiene que tratar de vivir su sexualidad a su forma, pero no hay que sacar a nadie del closet sino quiere, porque eso también es violencia”.

En medio de este contexto, el fútbol masculino ha empezado a abrir otros lugares de debate. Lejos en el tiempo quedó esa frase Daniel Passarella sobre que “no dirigiría a un jugador gay”. La frase de Domínguez se suma a la de Matías Vargas, a la pintada de pelo de color de la bandera LGBT de Nahuel Guzmán a principio de año. Hay más futbolistas que hablan. El tema tabú, que para muchos todavía es mejor no tocar, empezó a ganar terreno en programas en los que antes reinaba el silencio.

Artículos Relacionados