El FBI allanó la casa de Donald Trump en Florida

by admin

Mar-a-Lago, la mansión que el expresidente estadounidense Donald Trump tiene en Palm Beach, en el sureste de Florida, fue allanada este lunes por agentes del FBI. Así lo confirmó el propio Trump en su sitio web.

«Estos son tiempos oscuros para nuestra nación, mientras mi bella casa de Mar-a-Lago, en Palm Beach, está ahora siendo sitiada, asaltada y ocupada por un gran grupo de agentes del FBI», escribió el exmandatario estadounidense en su plataforma digital.

De acuerdo con medios como CNN, se trata de una orden de allanamiento que la entidad federal cumple en la residencia Mar-a-Lago. Hasta ahora no se conocen hasta el momento las razones o causa de inspección, aunque el Departamento de Justicia ha estado investigando el hallazgo de 15 cajas con información clasificada que fueron llevadas a Mar-a-Lago una vez concluida la presidencia de Trump. Las leyes federales de Estados Unidos prohíben el traslado de documentos clasificados a lugares no autorizados, aunque es posible que Trump intente argumentar que, como presidente, era la máxima autoridad en materia de clasificación de información confidencial. 

En el comunicado, Trump afirma que «nunca antes le había pasado algo así a un presidente de los Estados Unidos». «Después de trabajar y cooperar con las agencias gubernamentales pertinentes, esta redada no anunciada en mi casa no fue necesaria ni apropiada», señaló.

Trump acusó a la Fiscalía de «mala conducta» y denuncia «la militarización del sistema de justicia» y el «ataque de los demócratas radicales de izquierda que desesperadamente no quieren que me postule a la presidencia en 2024», dice en su sitio web, que encabeza las palabras «Save America»

«¡Incluso entraron en mi caja fuerte!», exclama a continuación con indignación, para subrayar que «la persecución política del presidente Donald J. Trump ha estado en marcha por años».

«Lealtad incondicional como la que tuvo Hitler»

Por otra parte, el expresidente estadounidense Donald Trump se lamentó de que sus generales no le fueran tan leales como considera que fueron los generales alemanes al dictador Adolf Hitler durante la Segunda Guerra Mundial, según revela en un reportaje la revista ‘The New Yorker’ basado en un nuevo libro de investigación periodística.

En concreto, se refiere a la idea que tuvo Trump de impulsar un gran desfile militar con carros de combate y otro material pesado por las calles de Washington con motivo de las fiestas del Día de la Independencia.

El ‘número dos’ del Estado Mayor Conjunto, el general Paul Selva, le respondió entonces que era una mala idea, muy costosa, y que «eso es lo que hacen los dictadores», lo que desató la ira de Trump.

«¡Malditos generales! ¿Por qué no pueden ser como los generales alemanes?», espetó Trump. «¿Qué generales?», le preguntó el jefe del Estado Mayor Conjunto, John Kelly. «Los generales alemanes en la Segunda Guerra Mundial», respondió Trump.

«¿Sabe que intentaron matar a Hitler tres veces y casi lo consiguieron?», argumentó Kelly. «No, no, no. Fueron absolutamente leales a él», dijo Trump, según la investigación periodística.

Trump ya había manifestado su admiración por Hitler en 2018, cuando dijo que «Hitler hizo muchas cosas buenas» en materia económica, según reveló Kelly, aunque un portavoz del entonces mandatario negó los hechos calificándolos de fake news.

Además, algunos generales como el jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra, Mark Milley, temían que Trump provocara un conflicto con Irán tras perder las elecciones de noviembre de 2021 para intentar mantenerse en el poder. Milley viajó incluso a Israel para reunirse con el primer ministro Benjamin Netanyahu para convencerle de que no presionara a Trump en esa dirección. «Si lo haces, vamos a tener una maldita guerra», aseveró el general ante Netanyahu.

El artículo de ‘The New Yorker’ está elaborado a partir de un libro, ‘The Divider: Trump in the White House, 2017-2021’, escrito por la periodista de la revista Susan Glasser y el corresponsal en la Casa Blanca de ‘The New York Times’, Peter Baker.

En respuesta al artículo, Trump ha afirmado a ‘The New Yorker’ que «estas son personas con muy poco talento y en cuanto me di cuenta dejé de apoyarme en ellos y empecé a hacerlo en los auténticos generales y almirantes».

Fuente: Página 12

Compartir:

Relacionados