El Presidente y Trotta se reúnen en Olivos con todos los ministros de Educación

by Editor
Compartir:


La reunión del Consejo Federal de Educación que se realizará hoy y la confirmación de la paritaria nacional docente el próximo jueves 18, se traducirán en dos acciones concretas en busca de maximizar el regreso seguro a las clases presenciales.

El encuentro de hoy -el primero presencial del año- que se llevará a cabo en Olivos y que encabezarán el presidente Alberto Fernández y el ministro de Educación, Nicolás Trotta, servirá para consensuar entre los ministros de Educación de los 24 distritos y el Gobierno nacional las pautas sanitarias y pedagógicas necesarias para abrir las escuelas masivamente desde el primero de marzo, en un marco de gran incertidumbre por la vigencia de la pandemia de coronavirus y el fallido cronograma de vacunación proyectado.

A priori, hay acuerdo para diseñar un semáforo epidemiológico con pautas más laxas a las establecidas en octubre pasado, cuando la curva de los contagios mostraba valores alarmantes.

Ahora, con indicadores más alentadores -al menos por el momento- y con una fuerte presión de la sociedad en pos de la vuelta a clases, el Gobierno está dispuesto a asegurar la presencialidad en la mayor parte del territorio, dejando en manos de los gobernadores la llave para obturar los esquemas de acuerdo con la situación sanitaria particular.

Por caso, un primer paso en ese sentido lo dio ayer la provincia de Misiones, que con acuerdo de los gremios docentes decidió que el inicio del ciclo lectivo será el martes 9 de marzo, una semana después de la fecha prevista. Mientras seguirán trabajando para definir un protocolo y la cuestión salarial. “Es muy importante traer más chicos a la escuela. Estamos trabajando en eso y nos pareció razonable tener una semana más para estimular a que las familias confíen en la escuela y los vuelvan a traer”, enfatizó el ministro de Educación, Miguel Sedoff.

Además del corrimiento de la fecha de inicio, Misiones resolvió que durante los primeros 90 días las clases presenciales no serán obligatorias para los estudiantes de primaria y secundaria. Esta opción no corre para los docentes, que tendrán que presentarse en las instituciones educativas, exceptuando a aquellos mayores de 60 años, los cuales se encargarán de atender las clases virtuales.

El anuncio de la convocatoria a la reunión del Consejo lo hizo el lunes el ministro Trotta, tras una reunión con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, distrito donde las clases se iniciarán el próximo miércoles 17, en un marco de presencialidad cuidada.

“No se puede tratar a la Argentina como un territorio único con ese sentido y tampoco se puede tratar una provincia como un territorio único”, había dicho Trotta en esa oportunidad, sobre el regreso presencial a clases.

Cada una de las decisiones hay que adoptarlas en el marco de cada distrito, departamento o comuna para poder optimizar una presencialidad cuidada en nuestro sistema educativo”, afirmó Trotta.

En este contexto, las 24 jurisdicciones del país avanzan por estos días en los preparativos para volver a recibir en las aulas a alumnos y alumnas, bajo medidas de higiene y seguridad que permitan retomar la presencialidad en momentos de pandemia, con esquemas mixtos que mantendrán instancias virtuales.

En paralelo a la cuestión sanitaria, las provincias deben resolver también la delicada negociación salarial con los gremios docentes, cuyo round inicial se dará luego de la definición del piso salarial establecido en la paritaria nacional que arrancará el jueves 18. Ese día, los referentes de los gremios con representación federal (Ctera, UDA, Sadop, CEA y AMET) buscarán asegurar un aumento por encima del 29%, en línea con la proyección de la inflación que plantearon los ministros Martín Guzmán y Claudio Moroni.

En diciembre, el salario mínimo pasó de 25 mil a 27.500 pesos. Dicha suma incluye el Fonid, material didáctico y suma extraordinaria. Esa actualización completó una suba anual de 33,46%, apenas unos puntos por debajo de la inflación.

La convocatoria a los sindicatos nacionales fue comunicada ayer por Trotta a la conducción de Ctera, que encabeza Sonia Alesso, en un encuentro del que participaron el titular del Suteba, Roberto Baradel, y el jefe de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky. Por la tarde, el ministro mantuvo un encuentro similar con otras tres terminales sindicales, UDA, AMET, CEA y SADOP, nucleados en la CGT.

La pulseada con los gremios busca alcanzar los consensos necesarios para maximizar también el regreso a las aulas más allá de las condiciones sanitarias, en un contexto signado por la pretensión del Gobierno de establecer un techo para las demandas salariales en pos de frenar el ritmo ascendente de la inflación.

Fuente: Ámbito

Compartir:

Relacionados