Jair Bolsonaro se confiesa ante sus ministros

by admin

Fuentes del gobierno de Brasil afirman que el presidente Jair Bolsonaro se muestra inquieto y hasta perturbado por la posibilidad de ser arrestado si pierde en los comicios del 2 de octubre.

Según ministros brasileños, entrevistados por el diario paulista Folha, Bolsonaro confió a sus funcionarios que tiene la certeza de que será investigado en caso de que abandone el gobierno, y teme que ese despliegue judicial alcance a sus hijos y a otros integrantes de su familia.

Sin embargo, el presidente hizo comentarios públicos donde afirma que no irá preso con facilidad. Por ejemplo, el 7 de setiembre de 2021, en un acto público en San Pablo, dijo directamente la frase: “Nunca iré preso”. Ese mismo día, en otro pasaje de su discurso, prometió salir del Palacio del Planato “preso, muerto o con victoria”, aunque aseguró que la primera hipótesis estaría descartada.

Dos ministros, consultados por el diario Folha, ratificaron que el presidente brasileño dijo en varias instancias privadas que sabe que puede correr con la misma suerte que sus antecesores, en referencia a las penas de prisión que tuvieron que enfrentar Luiz Inácio Lula da Silva (Partido de los trabajadores) y Michel Temer (Movimiento Democrático Brasileño) cuando dejaron la presidencia. Al mismo tiempo aseguró que no sería tan ingenuo como para terminar en el mismo destino que sus anteriores compañeros de mando.

Las elecciones presidenciales de octubre serian decisivas para el destino legal del presidente brasileño. Si Bolsonaro pierde la votación y deja la presidencia, perdería los foros de privilegio y aumentaría las posibilidades de responsabilidad penal. El mandatario enfrenta decenas de denuncias penales por su comportamiento durante la pandemia y por sus ataques contra el sistema electoral, en particular las urnas electrónicas.

Más de medio Brasil piensa que es corrupto

Cuatro años después de sus promesas de campaña en contra de la corrupción y de cuestionamientos éticos contra los gobiernos del Partido de los Trabajadores (PT), un estudio del instituto de investigación Datafolha divulgó este sábado 30 de julio, que el 73 por ciento de los brasileños considera que hay corrupción en la gestión de Bolsonaro. Según el instituto, los porcentajes eran parecidos dos meses atrás, donde el número era del 70 por ciento.

Entre los casos de corrupción más escuchados aparecen una investigación por la compra de la vacuna india contra el coronavirus y la detención en junio de este año del exministro de Educación, Milton Ribeiro, denunciado por irregularidades que favorecieron a pastores evangélicos cuando estaba al frente de la cartera.

Aunque, más allá de la percepción negativa sobre la corrupción del gobierno de Bolsonaro, el tema aparece en segundo plano ya que, según la encuesta, los brasileños consideran más importantes otros problemas como la salud, la economía, la educación, la misera y la violencia urbana.

Manifiestos a favor de la democracia

Este martes, las tres mayores entidades de la prensa brasileña publicaron un documento en defensa del sistema democrático e instaron a que el resultado de la elecciones, que se celebrarán el próximo 2 de octubre, sea respetado. Las entidades reafirman en la carta «su compromiso con el Estado de Derecho y las decisiones soberanas de las elecciones, refrendadas por una Justicia electoral cuya actuación ha sido reconocida internacionalmente».

Este mismo martes, Bolsonaro respondió al documento publicado y trató a quienes los firmaron de caraduras. Además, aseguro que su lucha es por libertad y la verdad. También, pero insistió en que las Fuerzas Armadas fiscalicen los comicios, una propuesta ya rechazada por la Justicia electoral.

La distancia con Lula se mantiene en encuestas

A poco más de dos meses de las elecciones de octubre, el expresidente brasileño y candidato presidencial del Partido de los Trabajadores, Luiz Inácio Lula da Silva, mantiene el liderazgo en la primera vuelta de la carrera por la presidencia con un 47 por ciento de las intenciones de voto, según una nueva encuesta de Datafolha divulgada el jueves pasado.

Jair Bolsonaro, oficializado por el Partido Liberal, aparece en segundo lugar con el 29 por ciento. En la anterior encuesta, publicada en junio, Lula aparecía con el mismo porcentaje de favoritismo y el mandatario con un punto menos que ahora.

Por otro lado, el sondeo de Datafolha, muestra que el candidato por el PT tiene el apoyo del 51 por ciento de los jóvenes frente a 20 que respalda al líder de la ultraderecha. Según datos del Instituto Brasileño de Pesquisa y Estadísticas (Ibge), los votantes jóvenes, que van de una franja etaria de 16 a 29 años, representan el 45 por ciento del padrón electoral nacional.

Fuente: Página 12

Compartir:

Relacionados