La Anmat autorizó a un laboratorio público a producir y comercializar misoprostol

by Editor

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica aprobó a una rúbrica de Rosario para fabricar y distribuir el medicamento que se utiliza para la interrupción voluntaria del embarazo y garantizar el abastecimiento en todas las provincias.

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) autorizó hoy a un laboratorio público de la ciudad santafesina de Rosario a producir y comercializar misoprostol, el medicamento que se utiliza para la interrupción voluntaria del embarazo (IVE), que podría proveer a menos de la mitad de su valor de mercado y garantizar el abastecimiento en todas las provincias argentinas.



La disposición, publicada hoy por la Anmat, autoriza a la firma Laboratorio Industrial Farmacéutico Sociedad del Estado a inscribir en el Registro de Especialidades Medicinales (REM) la especialidad medicinal de nombre comercial MISOPROSTOL LIF y nombre genérico MISOPROSTOL. Cabe destacar que el LIF es el único laboratorio público que lo fabrica en el país, ya que en el resto del territorio nacional se produce en privados. El LIF es, desde 2009, la primera institución pública en producir anticonceptivos orales.

Leer más: El Senado dio sanción definitiva al aborto legal en la Argentina


La subsecretaria de Medicamentos del ministerio de Salud, Sonia Tarragona, dijo que “esta medida es otro paso para cristalizar en un proyecto concreto la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo que se acaba de aprobar en el Congreso y la soberanía en la producción que se va a realizar en un laboratorio público para un medicamento que ahora va a poder tener tránsito federal y cualquier jurisdicción va a poder comprar”.

“Hasta ahora había un único laboratorio privado autorizado para comercializar Misoprostol en Argentina, y nosotros esperamos que con el ingreso de un nuevo proveedor al mercado el precio de este medicamento baje en toda la cadena de comercialización”, añadió.ener una marca de misoprostol que se produce en el ámbito público puede beneficiar al control de precios. El Observatorio Nacional de Acceso al Misoprostol (MISObservatorio) lanzó un informe en 2020 en el que se da a conocer que el medicamento aumentó “descomunalmente” un 1.280 por ciento entre 2015 y 2019, mientras que la inflación acumulada de ese período fue del 287,2 por ciento. Con estos datos, profesionales de la salud estiman que más de un millón de mujeres no pueden acceder al misoprostol en el país.

Compartir:

Relacionados