La honestidad brutal de Messi: “Crecí odiando perder”

by admin

Para alguien que se cansó de romper récords y ganó casi todos los títulos que se le cruzaron por delante, la frase es más que llamativa. La pronuncia nada menos que Lionel Messi, en la entrevista posterior a ganar su séptimo Balón de Oro con France Football, y reproduce los sentimientos de un chico que solamente pensaba en triunfar. Y cuando perdía, sufría. Y mucho.

“Ahora es diferente. Desde que tengo a mis hijos, cuando llego a casa me ayuda mucho poner las cosas en perspectiva. Es cierto que antes de ellos, cuando estaba solo con Antonela, pasaba mucho tiempo encerrado sin querer hablar con nadie ni salir por culpa de la derrota. Cuando era joven, crecí odiando perder. Siempre quería ganar en todo. Quiero ganar todos los partidos”, reconoció Messi.


Messi posó con sus siete balones de oro (France Football).

No obstante, Leo también sostuvo que “nunca dije que soy el mejor de la historia ni intento hacerme esa idea. Para mí ser considerado uno de los mejores de la historia es más que suficiente. Es algo que jamás me hubiera imaginado. Es algo que no me interesa, no cambia nada ser considerado el mejor o no. Y nunca busqué serlo”.

La final que no festejó

Messi con Deco y Ronaldinho tras ganar la Champions 2006.

Messi con Deco y Ronaldinho tras ganar la Champions 2006.

En otro pasaje de la entrevista, recuerda con arrepentimiento no haber festejado la Champions 2006, la primera que ganó en Barcelona, ya que se perdió la final por una lesión vs. Chelsea en los octavos de final: “Lamento haberlo hecho. No me di cuenta de lo que estaba pasando. En ese momento estaba pensando en el hecho de no haber jugado. Al menos me hubiera gustado estar en el banco esa noche».

Y confesó: «Hasta mi lesión, participé en la competencia. Estaba decepcionado. Lamento profundamente ese episodio. Ganamos esa Champions y no estaba seguro de que volvería a suceder porque es una competición difícil de ganar. Luego, afortunadamente, tuve la oportunidad de disfrutarlo”.

Fuente: Olé

Compartir:

Relacionados