La indecisión de Boris Johnson ante la ola de casos que desató Ómicron

by admin

Acosado por escándalos, con fotos que lo muestran violando las restricciones sociales, con una rebelión de más de 100 diputados conservadores y una derrota la semana pasada en la reelección en una zona tradicionalmente conservadora, Boris Johnson está optando por la indecisión frente al vertiginoso crecimiento de la variante Omicorn.

A pesar de que los casos superan los 90 mil diarios, a pesar de las advertencias de científicos, el primer ministro anunció el lunes, luego de dos horas de reunión con su gabinete, que por el momento “no van a modificar las restricciones sociales en curso”, aunque señaló que todavía podría hacerlo en cualquier momento, incluso antes de Navidad, es decir, en los próximos tres días. En su paseo por los medios esta mañana, los ministros reiteraron este mensaje. “Estamos estudiando detenidamente los datos. Todavía hay mucho que no sabemos sobre la severidad del Omicron o cómo lleva a internaciones hospitalarias”, dijo el secretario del gabinete Steve Barclay a la Radio LBC.

Críticas de los científicos

Con el ejemplo de los países Bajos -Bélgica y Holanda están bajo confinamientos duros a pesar de tener menos casos que el Reino Unido, lo mismo sucede con Alemania – los científicos criticaron la indecisión de Boris Johnson. “Si implementamos medidas ahora, solo lograremos ralentar el crecimiento, ya no podremos revertirlo. No es lo ideal, pero será algo”, señaló el catedrático de medicina de la Universidad de East Anglia Paul Hunter.

Los especialistas quieren un endurecimiento de las medidas que contemple por lo menos una fuerte restricción a la socialización en el interior de los hogares (que se reduzca a los habitantes del lugar y a las burbujas asociadas) y en la calle que se atenga a grupos de seis personas pertenecientes a dos hogares. “No podemos esperar a que nos lleguen los datos que verifiquen que el Servicio Nacional de Salud (NHS) puede quedar desbordado porque para cuando tengamos esa información esto ya habrá ocurrido. El gobierno debería seguir la recomendación de Sage (…grupo asesor gubernamental de emergencias …) y volver a las restricciones del estadio dos para evitar miles de contagios en los próximos días”, señaló al “The Guardian” la directora de la Unidad de Investigación Clínica del UCL, Christina Pagel.

Un problema pre-Ómicron

Los casos vienen superando los 90 mil diarios desde la semana pasada. Pero el problema es pre-Omicron y coincide con el relajamiento total de las restricciones en el verano británico: desde junio hay más de 40 mil casos diarios a pesar de que el 70% de la población está vacunada. El nivel de contagiados con la nueva variante, que será la dominante a fin de mes, subió en un 31% en un día: hoy hay 85 hospitalizados y 7 muertes (la semana pasada había un solo fallecido).

En los hospitales, es decir, en el campo de batalla, hay desesperación desde hace rato. “Hace dos meses”, me dice una enfermera del hospital de Lewisham, sudeste de Londres, “lloraba todos los días. Ahora aguanto. Cada día lo divido en mañana y tarde. Ahora estamos atravesando la mañana. Espero atravesar la tarde. Es la única manera de seguir. Pero no es sostenible”.

Fuente: Página 12

Compartir:

Relacionados