Las prepagas aumentarán 41,5% en cuatro tramos

by Editor

Luego de varias idas y vueltas, el Gobierno autorizó a las prepagas a aumentar las cuotas de sus planes, tal como venían reclamando con insistencia en los últimos meses, incluso mediante una medida cautelar ante la Justicia. El incremento, determinado por la Superintendencia de Salud y publicado hoy en el Boletín Oficial, será de 41,5% en cuatro tramos iguales y acumulativos(una suba de 29,5% en lo que resta del año).

Por lo tanto, según lo dispuesto, a partir del mes próximo se llevará adelante la primera suba de 9%, a la que se sumará otro 9% en septiembre, otro 9% en octubre y otro de igual porcentaje en enero del año que viene.De esta forma, las cuotas de las prepagas aumentarán 29,5% en tres tramos para este año y llegará a un 41,2% en enero de 2022. Con este ajuste más los tres aumentos que se dieron en marzo, abril y mayo, las cuotas de las prepagas habrán subido en el año 47,7% (por debajo aún de una inflación estimada de 50%). .

Autorízase a todas las Entidades de Medicina Prepaga inscriptas en el Registro Nacional de Entidades de Medicina Prepaga (RNEMP) aumentos generales, complementarios y acumulativos de aquel que ha sido aprobado para el mes de mayo de 2021, mediante la Resolución Nº 987/21-MS, de hasta un NUEVE POR CIENTO (9%) a partir del 1º de agosto de 2021, NUEVE POR CIENTO (9%) a partir del 1º de septiembre de 2021, NUEVE POR CIENTO (9%) a partir del 1º de octubre de 2021 y NUEVE POR CIENTO (9%) a partir del 1º de enero de 2022″, se detalló en la publicación oficial.

Este incremento se dispone en un contexto de tensión entre el Gobierno y el sistema privado de salud, que incluyó una medida cautelar presentada ante la Justicia por las prepagas, obras sociales y otras empresas del sector, con el objetivo de que se las autorizara a aumentar las cuotas de sus planes conforme el incremento probado de sus costos.

Hay que recordar, en este sentido, que las empresas de medicina privada denunciaron hace dos meses una desfinanciación deliberada del sistema y advirtieron sobre la intención del Gobierno de estatizarlo de hecho. En su argumentación aducíanque el año pasado solo se les había autorizado un total de 10%, mientras que la inflación había sido de 36,1%, y que este año solamente se les había dado un 3,5% en marzo, un 4,5% en abril y un 5,5% en mayo (al ser acumulativos, implican un aumento de 14,3%).

Hugo Magonza, miembro de la comisión directiva de la Unión Argentina de la Salud (UAS), comentó que este aumento continúa siendo insuficiente, porque si bien se solucionó el ajuste de este año, todavía se arrastra el retraso que tuvo el sector en 2020, cuando solo pudo incrementar sus cuotas 10% y recién en diciembre. ““El arreglo salió más o menos bien para lo mal que veníamos, pero no resuelve el atraso que traemos desde el 2020 y el incremento de costos vinculado a los medicamentos de alto precio y los gastos vinculados a la discapacidad social, que son los que más impulsan el gasto médico”, agregó.

Magonza refirió que, como todos saben que el ajuste otorgado es insuficiente, se acordó además en esta negociación que se mantuvieran el Repro, la disminución de la tasa del impuesto al cheque a la mitad y la reducción temporaria de los aportes patronales hasta junio de 2020. “Además, el Gobierno se comprometió a analizar el pedido del sector prestador de aplicar el excedente de IVA a la cancelación de otras cancelaciones”, señaló el directivo, quien también es presidente de la Asociación Civil de Actividades Médicas Integradas (Acami) y director del Cemic.

Asimismo, la promesa de aumento a las prepagas que se materializó hoy ayudó a cerrar el jueves por la noche el acuerdo paritario entre los trabajadores de la salud y los prestadores (que son a su vez financiados por aquellos a quienes se les autorizó ahora el aumento, es decir, las prepagas). Luego de un duro conflicto, que incluyó medidas de fuerza y el dictado de la conciliación obligatoria por parte del Ministerio de Trabajo, las partes acordaron un alza en los salarios de 45%, que serán efectivizados del siguiente modo: 15% en julio, 15% septiembre, 10% noviembre, y 5 en febrero de 2022.

Así lo confirmó la Federación Argentina de Prestadores de Salud (FAPS) mediante un comunicado, en el que expresó: “Este acuerdo se alcanzó en el marco de la actualización de aranceles por parte de la medicina prepaga de cuatro cuotas de 9% –todos los tramos son acumulativos- en agosto, septiembre, octubre y enero; de los aumentos otorgados por el PAMI (15% en julio, 5% en octubre y 8% en enero, más un monto adicional del 10% hasta que puedan ser redactadas las adendas de incentivos a calidad y exclusividad) y de un incremento similar al de las prepagas por parte de las Obras Sociales”.

Por su parte, la FAPS presentó una manifestación empresaria en la que se dejó por escrito que “el dictado de las normas necesarias para que se vean reflejados los compromisos antes mencionados y el traslado en el caso de los incrementos de los aranceles a favor del sector prestador por parte de los financiadores, constituye una condición necesaria y excluyente para la aplicación de los acuerdos paritarios alcanzados”. Esta petición fue cumplida hoy a la mañana con la publicación en el Boletín Oficial de la resolución que autoriza el aumento a las prepagas.

En el país, de las 30 millones de personas que se atienden en la medicina privada, unas cinco millones lo hacen en empresas de medicina prepaga, de las que un millón lo hacen como afiliados directos y el resto como “corporativos”, es decir, que sus empleadores cubren una parte de la cuota como beneficio y el resto lo aporta el trabajador una vez desregulado su pago originalmente destinado a una obra social.

Compartir:

Relacionados