Macri designó a Pichetto como compañero de fórmula

by Editor

El presidente Mauricio Macri anunció ayer por Twitter que el jefe del bloque de los senadores justicialistas, Miguel Ángel Pichetto, será su compañero de fórmula en los comicios de octubre. Se da por descontando que Cambiemos no tendrá otros postulantes en las PASO del 11 de agosto para la candidatura presidencial. Minutos más tarde Pichetto confirmó su aceptación a la candidatura a vicepresidente. “Le dije que sí inmediatamente”, costó el bonaerense que hace más de 18 años ocupa una banca por Río Negro y desde hace 15 preside el bloque justicialista.

Macri actuó de manera similar a Cristina Fernández, cuando anunció la fórmula del kirchnerismo, por redes sociales, generando sorpresa en varios sectores.

Por estas horas se multiplican los análisis al respecto. Una de las consecuencias que se destacan es el debilitamiento, sino la desaparición, de Alternativa Federal como expresión competitiva del justicialismo. Una parte, posiblemente la más importante, terminará aliada al kirchnerismo; y la otra con Macri, a través de Pichetto y, posiblemente, del gobernador salteño Juan Manuel Urtubey como candidato a senador nacional por Salta.

Aparece entonces como un acierto la prudencia del entrerriano Gustavo Bordet a la hora de las definiciones, dado que la situación terminará de decantarse por estos hechos, sin que él deba protagonizar ninguna ruptura. Obviamente Bordet estaba al tanto de la importante macrización de Pichetto en las últimas semanas y seguramente habrá podido evaluar lo que iba a representar una decisión como la que finalmente tomó el presidente del bloque del PJ.

En ese contexto, resulta interesante ver las reacciones que se van dando en la dirigencia política, y especialmente en el oficialismo nacional.

El poderoso jefe del gabinete nacional, Marcos Peña, afirmó ayer que la decisión de Macri responde al pedido, entre otros, de la Convención Nacional de la UCR y de los gobernadores radicales, que habían planteado la necesidad de ampliar la alianza gobernante. Efectivamente la convención radical realizó ese reclamo, pero se entendía que el pedido era que fuese un hombre de ese partido el candidato a la vicepresidencia.

Desde el inicio de la gestión de Macri, Peña fue un firme opositor a la idea de sumar peronistas a Cambiemos, pero ayer manifestó lo contrario y sostuvo que sumar al senador justicialista responde a la decisión de “trabajar con grandeza y patriotismo”.

Cuando los periodistas le señalaron el pasado menemista, luego duhaldista, luego kirchnerista, luego centrista del exintendente de Sierra Grande, indicando que no se trataba de un referente de la “nueva política”, Peña apuntó: “No planteamos la idea de lo nuevo o lo viejo, sino de cambiar o no cambiar, y cualquier dirigente que quiera colaborar es bienvenido. El tema no es de donde se viene sino a donde se quiere ir (… ) no le pedimos a Miguel que cambie sus ideas sino que se sume a un equipo para seguir transformando a la Argentina”, setenció.

En el mismo reportaje, el funcionario que expresa el pensamiento de Macri, descartó la posibilidad de habilitar las colectoras para que la gobernadora María Eugenia Vidal pueda ser candidata a la reelección por otros partidos o frentes políticos, además de Cambiemos. Y anticipó que podría decidirse hoy cambiarle el nombre a la alianza, para proceder a la inscripción de la misma.

Compartir:

Relacionados