MASIVO REPUDIO A LAS ACTITUDES DE MICHAEL BUBLÉ HACIA LUISANA LOPILATO

by Editor

En estos días -ysemanas- de cuarentena, muchos personajes famosos en el ámbito musical, artístico, de farándula realizan vivos en sus cuentas de Instagram para lograr una llegada a los hogares de sus seguidores y brindar entretenimiento y acompañamiento en este aislamiento que atraviesa el país.

Luisana Lopilato quien sostiene una relación y familia hace varios años con el cantante canadiense Michael Bublé realiza estos videos casi a diario, pero las respuestas surgidas distaron muchos de las esperadas.

Los y las participantes observaron con cierta alerta maltratos hacia la actriz argentina, denigraciones, burlas, lo que generaron una incomodidad evidente en Lopilato.

En entrevistas pasadas, el canadiense ha reconocido problemas de ira durante toda su vida, aun en la actualidad, donde lidiaba diariamente para controlarse ante los impulsos agresivos.

https://twitter.com/franngug/status/1249147546745876483

Aunque no ha sido la primera vez que pueden observarse situaciones violentas en el trato, el poder y la sumisión, sí han sido estos vivos caseros de la pareja los que más evidenciaron lo que sucede en su intimidad, en su ámbito privado, lugar donde se establecen en mayor medida los casos de violencia.

https://twitter.com/franngug/status/1249150192848338944

Luego de la gran escala que tomó el repudio de los gestos, actitudes y dichos de Bublé, Luisana Lopilato realizó un descargo en las redes sociales, asegurando que no existe tal realidad que plantean en las redes y sugiriendo que los originarios de tamaña acusación son «malintencionados». Por su parte el cantante no ha realizado ningún tipo de aparición para explicar -quizás- lo inexplicable.

Lo cierto es que las luchas feministas, el trabajo constante que se realiza en las escuelas con la Educación Sexual Integral y las redes de mujeres que analizan los mensajes que circulan en la agenda, han logrado modificar la mirada de los y las espectadores, quienes ya no dejan pasar mensajes violentos hacia mujeres y disidencias, que pueden detectar actitudes poco sanas en las relaciones y denuncian dicha situación mostrando que las estructuras de opresión instauradas van cayendo.

Sea esta situación o no un caso de violencia de género, el repudio a determinadas actitudes antes avaladas se da en un marco de emergencia nacional, en el cual en 20 días de cuarentena se incrementaron un 60% los llamados a la línea 144 en pedido de ayuda. Cada día que pasa ocurre un femicidio en nuestro país, que es el estadío máximo de violencia pero que se construye por mucho tiempo con maltratos físicos, psicológicos, manipulación económica, etc.

Compartir:

Relacionados