Murió Desmond Tutu, símbolo de la lucha contra el apartheid y Premio Nobel de la Paz

by admin

El arzobispo sudafricano y Premio Nobel de la Paz Desmond Tutu murió este domingo a los 90 años en Ciudad del Cabo, después de haber pasado un mes internado por una infección.

«El fallecimiento del arzobispo emérito Desmond Tutu es otro capítulo de duelo para nuestra nación que despide a una generación de sudafricanos excepcionales que nos legaron un país liberado«, afirmó este domingo el presidente sudafricano Cyril Ramaphosa al anunciar la muerte del religioso.

Desmond Tutu fue uno de los cinco premios Nobel que en 2012 presionaron a Reino Unido para que negocie con la Argentina sobre la soberanía de las Islas Malvinas.

La voz de los que no tienen voz

Tutu, conocido como “la voz de los que no tienen voz”, nació en 1931, en Matlosana, Sudáfrica. Hijo de una trabajadora doméstica, Aletta Tutu, y de un maestro, Zachariah Tutu, en 1953 se recibió de maestro y en 1958 ingresó al St. Peter’s Theological College de Rosettenville para formarse como sacerdote.

Fue ordenado en 1961 y seis años más tarde se convirtió en capellán en la Universidad de Fort Hare. Después vivió en el pequeño reino africano de Lesotho y en Gran Bretaña, antes de regresar a su país en 1975, donde luchó activamente contra la segregación racial.

Tutu viajó por el mundo y se reunió con los principales líderes políticos, el secretario general de Naciones Unidas, el Papa y otros líderes religiosos.

«Una sociedad sin divisiones reaciales»

En 1986, se transformó en el primer arzobispo anglicano negro de Ciudad del Cabo.

En sus discursos, Tutu proponía construir «una sociedad democrática y justa, sin divisiones raciales», con igualdad de derechos civiles para todos. «Si eres neutral en situaciones de injusticia, es que has elegido el lado opresor», decía.

En 1994, el arzobispo fue encargado de presentar al primer presidente negro de una Sudáfrica sin el régimen del Apertheid: Nelson Mandela.

Durante el Gobierno de Mandela, Tutu fue designado presidente de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación, organismo creado por la Ley para la Promoción de la Unidad Nacional y la Reconciliación, de 1995, que tenía el objetivo de llevar justicia a quienes fueron víctimas de las políticas del Apartheid.

La comisión publicó un informe oficial en 1998, que fue entregado al presidente Mandela.

El sistema racista había sido impuesto en Sudáfrica en 1944 y fue el presidente Frederik de Klerk -fallecido el mes pasado y Premio Nobel junto a Mandela- quien en 1991 puso fin a ese sistema después de reunirse con representantes de las comunidades étnicas del país.

Premio Noble de la Paz y otros galardones

Además del Premio Nobel de la Paz, con el que fue distinguido en 1984, recibió numerosos galardones: el Premio Pacem in Terris, el Obispo John T. Walker, Premio al Servicio Distinguido Humanitario, el Premio de Liderazgo de Lincoln y el Premio Gandhi de la Paz.

En 2010, Tutu anunció que se retiraba de la escena pública para pasar tiempo con su familia. “Ha llegado el momento de frenar, de beber té con mi adorada esposa por las tardes, de ver cricket, de viajar a visitar a mis hijos y nietos en vez de asistir a conferencias y convenciones”, dijo en ese momento.

«No adoraría a un Dios que fuera homófobo»

Tutu, activista comprometido con los derechos humanos, también fue un activo defensor de los derechos de las comunidades LGBTIQ, lo que le valió la crítica de muchos de sus pares en el mundo eclesiástico. 

«No adoraría a un Dios que fuera homófobo», aseguró en 2013, al lanzar una campaña a favor de los derechos de las personas LGBTQ en Ciudad del Cabo. Además, se ha manifestado a favor de la eutanasia.

El reclamo argentino por las Malvinas

En 2012, Tutu se sumó a una campaña impulsada por Adolfo Pérez Esquivel que buscaba reunir a Premios Nobel de la Paz de cuatro continentes para exigir al entonces primer ministro británico, David Cameron, que atendiera el reclamo argentino de soberanía de las Islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur.

La solicitada fue firmada también por la irlandesa Mairead Corrigan Maguire, la guatemalteca Rigoberta Menchú, la estadounidense Jody Williams y la iraní Shirin Ebadi.

Las palabras del papa Francisco

El papa Francisco destacó que Tutu fue una de las personas que lo inspiró al momento de escribir su última encíclica, Fratelli tutti, en 2020.

«En este espacio de reflexión sobre la fraternidad universal, me sentí motivado especialmente por san Francisco de Asís, y también por otros hermanos que no son católicos: Martin Luther King, Desmond Tutu, el Mahatma Mohandas Gandhi y muchos más», afirmó el pontífice.

El papa Francisco expresó su «tristeza» por la muerte del arzobispo anglicano Desmond Tutu, fallecido hoy en Sudáfrica a los 90 años, y destacó su rol en la «promoción de la igualdad racial y reconciliación» en su país, al recordar la figura del Premio Nobel que fue una de las inspiraciones para su última encíclica.

«Su Santidad el papa Francisco se entristeció al conocer la muerte del arzobispo Desmond Tutu, y ofrece condolencias de corazón a su familia y seres queridos», planteó el secretario de Estado Pietro Parolin en un telegrama enviado hoy al nuncio apostólico de Sudáfrica, Peter Wells.

«Consciente de su servicio al Evangelio a través de la promoción de la igualdad racial y la reconciliación en su Sudáfrica nativa, Su Santidad encomienda su alma al amor misericordioso de Dios todopoderoso«, agregó la misiva dada a conocer por la oficina de Prensa de la Santa Sede.

Fuente: Página 12

Compartir:

Relacionados