fbpx
Home Nacionales MULTITUDINARIA MARCHA EN CATAMARCA POR EL FEMICIDIO DE MICAELA GORDILLO

MULTITUDINARIA MARCHA EN CATAMARCA POR EL FEMICIDIO DE MICAELA GORDILLO

by Editor


Familiares, amigos y conocidos de la joven de 24 años asesinada y cuyos restos fueron hallados calcinados, participaron ayer de una marcha por el centro de la capital provincial.

Por la magnitud de la convocatoria y la violencia del hecho, la manifestación hizo recordar a las emblemáticas marchas del silencio que se realizaban en 1990 tras el crimen de María Soledad Morales, las cuales eran encabezadas por la monja Martha Pelloni y tenían un fuerte reclamo de que se investigue a los “hijos del poder”.

En el frente de la manifestación se encontraban familiares de Micaela que expresaban en medio de un clima de profundo dolor su indignación por lo ocurrido y reclamaban el rápido esclarecimiento del femicidio.

El hermano de la joven le reclamó a la justicia catamarqueña que actué y que aplique la mayor pena posible contra Naim Vera, quien confesó el asesinato. “A la justicia que actué, que no haya nada oscuro en esto, que se le aplique la mayor pena posible a esta persona. Por favor queremos justicia, todos queremos justicia”, dijo el joven visiblemente emocionado.

Junto a los familiares, caminaban miles de vecinos, conocidos, amigos de Micaela y hasta las compañeras del equipo de hockey en el que jugaba la víctima, quienes portaban carteles que decían “Justicia”.

Cerca de las 19, la manifestación detuvo su marcha frente a la sede de la Gobernación provincial, donde los familiares y amigos se quedaron algunos hasta minutos después de las 20 aplaudiendo en reclamo de Justicia y recordando a Brenda Micaela Gordillo.

 Por el crimen se entregó su novio, Naim Vera, de 19, quien confesó haber quemado en una parrilla los restos de la víctima antes de arrojar algunas partes del cuerpo en un contenedor de basura y otras, a la ruta.

EL FEMICIDIO

Los jóvenes habían llegado el sábado cerca de las 4 de la madrugada en un departamento ubicado sobre la calle Ayacucho, frente a la Universidad Nacional de Catamarca, en la capital provincial. La propiedad pertenece a la familia del joven, pero que se encuentra deshabitada, ya que tendrían previsto alquilarla.

Según le relató el propio Vera a las autoridades, la pareja comenzó a discutir por un presunto embarazo que estaba transitando la chica, aunque la autopsia luego lo desestimó. En un momento de la pelea, aseguró Vera, su novia cayó por las escaleras y murió.

Sin embargo, las pericias posteriores derribaron la versión del acusado. El fiscal Hugo Costilla informóque de la autopsia surgió que Gordillo murió no como consecuencia de golpes por la caída por la escalera, sino que fue asesinada por “asfixia mecánica por sofocación”.

El fiscal dijo que la autopsia arrojó que “no descuartizó el cuerpo, sino que lo quemó y producto del fuego el cuerpo se desmembró”.


Artículos Relacionados