fbpx
Home Nacionales Octava cadena perpetua para el represor Miguel Etchecolatz

Octava cadena perpetua para el represor Miguel Etchecolatz

by Editor

El exsubjefe policial Miguel Etchecolatz fue condenado este miércoles a cadena perpetua por secuestros, torturas y asesinatos: la octava pena de este tipo que recibe por los crímenes de lesa humanidad que cometió durante la dictadura militar.

El Tribunal Federal Oral de La Plata condenó a Etchecolatz, de 91 años, y a otros 15 represores por 84 casos de secuestros, torturas y asesinatos en el centro clandestino de detención que funcionó en la Brigada de Investigaciones de San Justo, al oeste de la capital. De las 84 víctimas cuyos casos contempló este juicio, 19 siguen desaparecidas.

Recibieron condenas 16 de los 17 acusados, entre los que había expolicías, exmilitares, un médico policial y un civil, Jaime Lamont Smart. Diez de ellos tuvieron, como Etchecolatz, penas de cárcel de por vida.

Antes de escuchar la pena, Etchecolatz se puso de pie y mostró, colgado de su cuello, un cartel blanco con la leyenda: “Señor Jesús, si me condenan es por haber defendido tu causa”.

Etchecolatz fue director de Investigaciones de la policía de la provincia de Buenos Aires entre marzo de 1976 y fines de 1977 y estuvo a cargo de 21 cárceles clandestinas que funcionaron en ese distrito, el más grande del país.

El exsubjefe policial está señalado también por la desaparición en 2006 de Julio López, un albañil de 77 años que fue testigo clave en un juicio en su contra. López, que ya había estado secuestrado bajo la dictadura, salió de su casa hacia tribunales y nunca llegó. Jamás se supo qué pasó con él.

De acuerdo a un documento unificado de las querellas, quedó comprobado que la Brigada de San Justo fue, además, “un centro de apropiación y distribución de bebés y niños ya que en la brigada hubo detenidas desaparecidas embarazadas que dieron a luz en cautiverio y niños que permanecieron secuestrados con sus padres”

Unas 30.000 personas desaparecieron en la dictadura, según organismos de derechos humanos. Además, se estima que unos 400 bebés fueron robados y apropiados (entregados en adopción ilegal), de los cuales 130 pudieron recuperar su identidad hasta el momento.

Agencia AFP

Artículos Relacionados