Paritaria Nacional Docente: los gremios exigieron un aumento salarial superior al 30%

by Editor

Fue el reclamo sindical «para ganarle a la inflación» y elevar el salario inicial. El viernes y el fin de semana continuarán las conversación y habrá una nueva reunión la semana próxima.

Los cinco sindicatos docentes con representación nacional reclamaron al ministro de Educación, Nicolás Trotta, un incremento salarial paritario anual para el haber inicial superior al 30 por ciento para «ganarle al proceso inflacionario» en todas las jurisdicciones del país y «una sustancial mejora» del Fondo Nacional de Incentivo Docente (Fonid).

La negociación paritaria continuará formalmente «la semana próxima, pero habrá diálogo mañana y el fin de semana», aseveró Trotta, quien detalló que además del aumento salarial se estudia la «mejora» del Fonid.

Al término de la reunión convencional, que se extendió una hora y cuarto y pasó a cuarto intermedio para el miércoles o jueves de la semana próxima -según los voceros gremiales- Trotta afirmó a la prensa que los cinco gremios coincidieron en reclamar «un aumento superior al 30 por ciento para el salario inicial nacional», que asciende a 27.500 pesos, y «una sustancial mejora del Fonid», hoy en 1.210 pesos mensuales por cargo y hasta dos por maestro.

Previo a la reunión de apertura de la paritaria nacional docente, el presidente Alberto Fernández recibió en Casa de Gobierno al secretario General de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), Hugo Yasky; el secretario General del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba), Roberto Baradel, y la secretaria General de la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera), Sonia Alesso.

En línea con las declaraciones de varios integrantes del gabinete económico y del propio presidente Alberto Fernández, el titular del Palacio Pizzurno aseveró luego de la reunión que «el objetivo es que los salarios le ganen este año a la inflación«, y se pronunció por la continuidad de las conversaciones en ese sentido para hallar «un necesario consenso».

El ministro reivindicó «la negociación paritaria», sostuvo que es preciso «comprender ese ámbito de diálogo» y elogió «el enorme compromiso de los docentes durante la Covid-19», aunque no dio precisiones sobre el encuentro paritario de la semana próxima.

La voz de los gremios

Sergio Romero, titular nacional de la UDA y secretario de Políticas Educativas de la CGT, sostuvo detalló que, aunque «no será posible de inmediato, se impone que los docentes de todo el país emerjan de la línea de pobreza e indigencia en la que actualmente viven», y enfatizó que para ello será imprescindible duplicar el actual salario inicial de 27.500 pesos.

«Ello no podrá lograrse de inmediato, por lo que se requerirá un programa de acción para ejecutar esa premisa de manera escalonada y progresiva, ya que en todo el país hoy perciben esa irrisoria y vergonzosa suma alrededor de 300 mil trabajadores«, puntualizó.

Romero remarcó también que «la Argentina no puede tener docentes pobres», y adelantó que los gremios exigirán la semana próxima «la superación de las cuotas de 1.210 pesos actuales de Fonid, porque ese monto equivale a dos kilos de carne, y el cobro de una cuota más en ese concepto por haber cumplido tareas en la pandemia de coronavirus».

En ese sentido, afirmó que «los docentes realizan desde marzo último una gran inversión tecnológica y de reacomodamiento de sus hogares para poder dictar clases virtuales», por lo que «el Estado empleador debe retribuir esos grandes gastos a los trabajadores».

Por último, aseguró que otros de los temas planteados a Trotta por la dirigencia sindical se relacionaron con la conectividad, el estado de las escuelas y la vuelta a la presencialidad.

El titular del Sadop, Jorge Kalinger, aseguró luego del encuentro y en un comunicado de la organización que el gremio se pronunció ante Trotta por la necesidad de elevar el haber inicial de 27.500 pesos, en comparación con los 56 mil pesos de la actual canasta básica.

«El Sadop demandó un seguimiento sobre el regreso a las aulas e hizo hincapié en que es fundamental el cumplimiento de los protocolos establecidos», dijo Kalinger, quien resaltó «el cambio en el trabajo docente, lo que requiere de la urgente participación y discusión del personal y aceptar que la Covid-19 debe ser reconocida como enfermedad profesional».

En el encuentro virtual de poco más de una hora, además de la UDA de Romero y la paritaria y secretaria Gremial del Sadop, Marina Jaureguiberry, participaron dirigentes de la Confederación de Educadores Argentinos (CEA); de la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera) y de la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET).

Compartir:

Relacionados