Peque no pudo en la final de Río

by admin

Diego Schwartzman (14°) cerró la gira sudamericana de polvo de ladrillo con una derrota, pero la caída en la final del ATP 500 de Río de Janeiro frente al español Carlos Alcaraz (29°) por 6-4 y 6-2 no le borra la sonrisa al porteño, que cumplió con grandes actuaciones en los tres torneos. Había hecho semifinal en el Córdoba Open y también final en el Argentina Open, pero la copa le fue esquiva.

El Peque arrastró el cansancio de los minutos acumulados (el sábado había jugado más de 5h30m) y se topó con la frescura de un pibe de 18 años que se presentó con una musculosa como Rafael Nadal en sus primeros momentos. Y más allá de las comparaciones obvias con el Matador, Alcaraz mostró la misma tenacidad y agresividad del zurdo de Manacor. Quien desde este lunes aparecerá en el puesto 20 del ranking ATP mordió en los momentos justos y desgastó al Peque, que no tuvo muchas chances más allá de dar su pelea habitual.

El porteño se adelantó 2-0, pero el español empató en el game siguiente y aprovechó una nueva oportunidad de quiebre en el quinto juego para cerrar ese capítulo inicial. En el segundo, Alcaraz se puso 4-1 y ya no hubo partido posible. El entrenado por Juan Carlos Ferrero aprovechó cinco de las seis chances de quiebre para transformarse en el jugador más joven en la historia en conseguir un ATP 500, superando al italiano Jannik Sinner, que el año pasado con 19 había conquistado el de Washington.

“Quiero felicitar a Alcaraz, es muy joven y ya está logrado muchas cosas impresionantes. Es un gran competidor, cada día juega mejor y mereció ganar esta vez. Ojalá tenga revancha”, reconoció Schwartzman durante la ceremonia de premiación. Y continuó agradeciéndole a la torcida brasileña: “Siendo argentino que me alienten y hayan gritado por mí toda la semana fue increíble. Me hubiera gustado levantar el trofeo de campeón, pero volveré el año que viene”.

El hecho de quedarse a las puertas del trofeo es una situación que se le ha repetido a Diego ya en más de una oportunidad. La cuenta llega a 10. Schwartzman alcanzó 14 definiciones pero solamente ganó en cuatro: Estambul 2016, Río 2018, Los Cabos 2019 y Buenos Aires 2021. Su efectividad es de apenas del 28%, muy bajo comparado a otros compatriotas contemporáneos como fueron Juan Martín Del Potro (62%) o Juan Mónaco (42%).

Schwartzman regresará a Buenos Aires para “recargar energías”, tal como lo explicó, pero la gira sudamericana de polvo de ladrillo tendrá esta semana la última en Santiago de Chile. Desde hoy competirán nueve argentinos y cuatro se presentarán en la jornada inicial: Nicolás Kicker (211°) vs. el brasileño Thiago Wild Seyboth (129°), Facundo Bagnis (77°) vs. el español Bernabé Zapata (125°) y Tomás Etcheverry (126°) frente a Juan Ignacio Londero (144°).

Fuente: Olé

Compartir:

Relacionados