fbpx
Home Policiales MOVILIZACIÓN Y DISTURBIOS EXIGIENDO JUSTICIA POR JAVIER GÓMEZ

MOVILIZACIÓN Y DISTURBIOS EXIGIENDO JUSTICIA POR JAVIER GÓMEZ

by Editor

En horas de la mañana de ayer, un nutrido grupo de personas pidieron justicia por Sebastián Gómez, quien fuera asesinado en el mes de abril en Benito Legerén. La manifestación terminó con daños en propiedades privadas, amenazas y una detenida, Daniela Benítez, esposa del hombre asesinado; se la acusa a la mujer de haber portado un arma de fuego y se la había acusado de efectuar varios disparos.

Familiares de Javier Gómez pidieron respuestas en el día de su cumpleaños. En abril Gómez fue herido gravemente de un tiro en la zona abdominal y murió horas más tarde en el Hospital Delicia Concepción Masvernat. El autor del disparo fue identificado como Diego Omar «Pata de Perro» Moledo y desde ese día no hay noticias de su paradero y el crimen sigue impune. Ayer sus familiares protestaron y produjeron incidentes a punto tal que en horas de la noche intentaron ingresar a la comisaría de Benito Legerén, pidiendo la liberación de Daniela Benítez, esposa del hombre asesinado, quien fue detenida, acusada de portación de arma de fuego y de efectuar varios disparos.

El barrio más poblado del sur de Concordia, Benito Legerén, ayer no tuvo paz. Se produjeron protestas, hubo disparos de arma de fuego, una mujer detenida y acusaciones cruzadas.

Aunque afortunadamente no se registraron personas heridas por los tiros, sí hubo un herido en la cara, se trata de un niño de corta edad y según su madre, “fue golpeado y arrastrado por la policía”.

El grupo de manifestantes se concentró primeramente en calle Cerrito y dañaron toda la vidriera de un comercio, para luego dirigirse a calle Del Libertador y Aromitos, lugar donde también rompieron el vidrio de la ventana de un comercio donde una de las manifestante, quien sería la propia esposa de Gómez, había sacado un arma de fuego y había apuntado al propietario del domicilio.

Posteriormente se hicieron presentes en el lugar varios móviles policiales pero la turba se dio a la fuga, siendo aprendida en calle Los Claveles y Cerrito, la mujer que portaba el arma de fuego, un revolver 22 mm, marca Bagual, con tres vainas servidas. Los manifestantes además quemaron cubiertas frente a la comisaría de esa localidad.

Artículos Relacionados