fbpx
Home Provinciales Bahillo adelantó que se analiza “la vuelta de la actividad turística dentro de Entre Ríos”

Bahillo adelantó que se analiza “la vuelta de la actividad turística dentro de Entre Ríos”

by Editor


El ministro de Producción, Turismo y Desarrollo Económico de la provincia, Juan José Bahillo, analizó la situación de las distintas actividades económicas en el marco de la pandemia de coronavirus.


En declaraciones realizadas al programa A Quien Corresponda (Radio De la Plaza), Bahillo sostuvo que “se ve una actividad económica muy dispar en la provincia, lo que quizás se haya profundizado en la última semana porque los retrocesos en términos de aperturas de actividades disminuyen mucho el tránsito de la gente y se cae notablemente la actividad económica, producto de la situación prioritarita que es oxigenar y darle un respiro al sistema sanitario”.

Afirmó que “en Paraná se ve que hay poco tránsito de gente, poca movilidad, poca gente en la calle y conversando con comerciantes, con el titular de la Asociación Hotelera y Gastronómica, Marcelo Barsuglia, y el titular del sindicato de gastronómicos Hugo Permayú, hablan de una caída en la actividad en términos notables”. “Me parece que con el correr de los días se irá recuperando el nivel de actividad y todavía es incipiente el movimiento económico. Estos retrocesos justificados en materia de salud hacen que recuperar el nivel de actividad no sea tan espontáneo sino que lleve algunos días”, aseveró.

Consultado por la situación del turismo, el funcionario informó que “para las termas ya hay un protocolo elaborado y trabajado con el COES; la semana que viene la idea es comenzar a evaluar algunos pedidos de actividad turística interna porque hubo un pedido puntual de los intendentes de la zona de Palmares –Colón, San José, Ubajay- y si las condiciones siguen siendo estables, sobre todo en algunas localidades de la provincia que tienen pocos casos, seguramente vamos a permitir la vuelta de la actividad turística dentro de Entre Ríos”.

Agregó que “la actividad termal sería un segundo paso pero está en agenda, y me parece que en las próximas semanas puede haber novedades en este sentido”.

Al respecto, aseveró que “hay que empezar a trabajar con una nueva normalidad, con actividades que permitan la convivencia, que haya distanciamiento y que no se alteren los indicadores. A esto también hay que trabajarlo con comerciantes y gastronómicos porque de nada sirve trabajar un día puntual al 120% o 150% y después tener que retroceder a los 10 o 15 días porque hubo un par de días que no se controló la cantidad de gente o no se tuvo la conducta necesaria en estos tiempos. Es preferible trabajar en un nivel un poco menor pero que sea sustentable la actividad”.

En este contexto, aclaró que “de ninguna manera se responsabiliza a la actividad comercial o gastronómica por los contagios, lo que se busca es disminuir la circulación de personas, y para eso hay que cerrar actividades económicas. Eso es lo que se buscaba en estos 15 días”.

Y reiteró que “hay que encontrar un marco de funcionamiento para que no haya estos retrocesos, ojalá haya un nivel de convivencia entre cuidarnos, cuidar el sistema público de salud y cuidar la actividad económica. Es cierto que cada vez que se hacen estos retrocesos la actividad económica se perjudica en mayor medida, porque no es lo mismo el cierre en marzo que hoy donde se han agotado todas las reservas y están muy vulnerables incluso las economías de los hogares”.

“Esta pandemia tiene características muy particulares y una imprevisibilidad que hace que seamos muy prudentes, y también hay una sensibilidad muy importante en la gente y no quiero ni llevar pesimismo ni frustrar por exceso, pero en la medida en que podamos vamos a sostener el funcionamiento de la actividad económica y no está en nuestro ánimo –salvo que nos obligue la situación sanitaria- volver de ninguna manera a una situación como la de estos 15 días pasados”, consignó.

En cuanto a la situación de la hotelería, Bahillo explicó que “el problema con los hoteles de gran escala es que la actividad está permitida para el tránsito interno –cuestiones laborales, viajantes, familias que acompañan a alguien por cuestiones de salud- y ese flujo de gente es insuficiente para sostener los gastos fijos de los hoteles grandes y hay muchos a los cuales no les conviene abrir”.

Del mismo modo, planteó que “se depende mucho de los turistas de Buenos Aires”. “Si no recibimos turistas de otros puntos del país, sobretodo de Capital Federal y el Conurbano Bonaerense, la actividad turística se va a incrementar en términos de turismo interno pero no va a desarrollar todo el potencial que tiene y en eso todavía tenemos un interrogante muy grande”.

Verano sin eventos masivos

Consultado sobre la realización de las fiestas popular de la provincia, el carnaval y otros eventos masivos tradicionales en el verano, Bahillo aseguró que “en las condiciones en que estamos ahora, no serán posibles”.

“Soy muy cauto pero me parece que no habrá condiciones en el verano si no hay vacuna para hacer ese tipo de eventos tan masivos porque correríamos el riesgo de perder el status. Hoy con las condiciones de hoy no se pueden hacer y la poca previsibilidad que tenemos con esta pandemia indica que esos productos masivos turísticos serán muy difíciles hacerlos. Además en esos eventos masivos las contrataciones y compromisos  comerciales se hacen en este tiempo –se contratan los artistas, la carpa, la iluminación, el sonido, y demás- y hoy nadie se anima a hacer un compromiso de estas características”, describió.

Como ejemplo, adelantó que “por conversaciones informales mantenidas con el intendente de Diamante, sé que se evalúa de manera muy certera la posibilidad de no realizar el Festival de Doma y Folclore”.

En ese marco, se refirió a la situación de todos los comercios relacionados a fiestas y mencionó que “por decreto diferimos todos los impuestos provinciales para transporte interurbano de pasajeros, salones de fiesta, servicios gastronómicos, gimnasios, pero son medidas paliativas, de subsistencia que permiten una ayuda para superar la crisis pero no hay nada que reemplace el ingreso genuino que se genera por la actividad comercial”.

“La verdad es que son sectores para los cuales no tenemos un horizonte certero para decirles en qué momento podrán comenzar a trabajar. Los chicos no pueden ir a clases y eso es una señal muy fuerte. A partir de ahí, todas las cuestiones que sean masivas están absolutamente restringidas, y hoy la prioridad pasa por la educación. En las provincias que tuvieron mejoras en los números de casos y volvieron al dictado de clases como Jujuy y San Juan, a los 15 días tuvieron que retroceder. Esto muestra que cuando se avanza en generar situaciones medianamente masivas, la velocidad de contagios aumenta notablemente y por eso hay que ser muy cautos”, sentenció.

APFDigital

Artículos Relacionados