Robo en un comercio céntrico de la ciudad

by Editor
Compartir:

Bronca e impotencia es lo que sintió el propietario de esta tienda cuando a primera hora de la maňana llega para abrir su negocio y se encuentra con los vidrios rotos en la puerta de entrada.

Al ingresar se da cuenta del faltante de mercaderia, cintos, zapatos entre otras cosas por lo que se supone tiene que haber ingresado una persona de baja estatura dado al tamaňano de los huecos en la puerta. Se calcula que los malvivientes trabajaron a la madrugada, previo haber desconectado la alarma, dado que la misma tenia sus cables cortados.

Compartir:

Relacionados