Rusia ataca una base militar ucraniana mientras se anuncia una reactivación del diálogo

by admin

Rusia amplió este domingo sus objetivos en Ucrania con ataques a una base militar cerca de la frontera con Polonia, mientras Kiev dijo que en una de sus ciudades sitiadas ya hay más de 2100 civiles muertos. Las fuerzas rusas atacaron la base militar de Yavoriv, a unos 40 kilómetros al noroeste de Leópolis, destino de miles desplazados internos y situado a unos 20 kilómetros de la frontera con Polonia, miembro de la OTAN. El bombardeo causó 35 muertos y 134 heridos según el gobernador de la región ucraniana, Maxim Kozitsky. Por su parte el ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov, aseguró que «hasta 180 mercenarios extranjeros y una gran cantidad de armas extranjeras fueron eliminados» en los ataques a la base militar y a la localidad de Staritchi.

El conflicto Rusia – Ucrania, minuto a minuto

En el sur de Ucrania, donde Rusia hizo hasta ahora sus mayores avances, controlaba varias localidades y asediaba otras. Un ataque ruso mató a nueve personas en Mikolaiv, cerca del puerto de Odessa, mientras que un periodista estadounidense murió baleado en Irpin, un suburbio del noroeste de Kiev. En ese contexto, los negociadores de Rusia y Ucrania volverán a reunirse este lunes por videoconferencia, según anunciaron ambas partes.

Bombardeo en Yavoriv

«Lamentablemente perdimos más héroes: 35 personas murieron como resultado del bombardeo del centro de mantenimiento de la paz y seguridad. Otros 134 se encuentran con diversos grados de heridas y están en el hospital», anunció en su cuenta de Telegram Maksym Kozytskyi, responsable de la administración estatal en la ciudad de Leópolis, próxima al lugar del ataque. «El ataque aéreo se llevó a cabo desde el mar Negro y el mar de Azov. Los aviones despegaron del aeropuerto de Saratov. En total los ocupantes dispararon más de 30 misiles», precisó Kozytskyi.

El ejército ruso, que inició la invasión de Ucrania el pasado 24 de febrero, había concentrado sus objetivos en el este y sur del país además de los alrededores de la ciudad de Kiev. Pero el domingo acercó aún más su ofensiva a la frontera de Ucrania con la Unión Europea, apenas a 20 kilómetros del territorio polaco y de instalaciones donde trabaja personal extranjero.

El ministerio de Defensa ruso confirmó el ataque y dio mayores precisiones. «En la mañana del 13 de marzo, armas de largo alcance de alta precisión atacaron los centros de entrenamiento de las Fuerzas Armadas de Ucrania en la localidad de Starichi y en el campo de entrenamiento militar de Yaroviv», dijo el vocero de la cartera de Defensa rusa, Igor Konashenkov, en una rueda de prensa recogida por la agencia TASS.

Konashenkov describió a la también conocida como base del llamado Centro Internacional para Operaciones de Paz y Seguridad como un lugar «de coordinación de mercenarios extranjeros antes de ser enviados a las áreas de hostilidades contra el personal militar ruso, así como una base de almacenamiento de armas y equipos militares provenientes de países extranjeros». Como resultado de los ataques del domingo «hasta 180 mercenarios extranjeros y un gran lote de armas extranjeras fueron neutralizadas», según el vocero ruso.

También en Mikolaiv, una ciudad portuaria en el sur, nueve personas murieron en otro bombardeo ruso, según el jefe de la Administración Militar Regional de la zona, Vitaliy Kim. Al mismo tiempo las fuerzas rusas intentan rodear a las ucranianas en el este del país intentando envolverlas «al avanzar desde Jarkov en el norte y la sitiada Mariupol en el sur», afirma el último parte de la inteligencia militar británica. Estas fuentes sostienen que los efectivos rusos que progresan desde Crimea, territorio ucraniano que Moscú se anexionó en 2014, quieren ir en dirección oeste hacia Odessa.

2187 muertos en Mariupol

Más de 2100 habitantes de la asediada ciudad ucraniana de Mariupol murieron desde el inicio de la ofensiva rusa, afirmó este domingo el alcalde Vadym Boichenko. «Los ocupantes atacan cínica y deliberadamente edificios residenciales, zonas densamente pobladas, destruyen hospitales infantiles e infraestructuras urbanas (…) Hasta la fecha, 2.187 habitantes de Mariupol han muerto en los ataques rusos«, afirmó Boichenko en su cuenta de Telegram.

«En 24 horas hemos visto 22 bombardeos en una ciudad pacífica. Ya se han lanzado unas 100 bombas sobre Mariupol«, sostuvo el alcalde de una estratégica ciudad portuaria situada entre Crimea y Donbass que se encuentra en una situación «casi desesperada», carente de alimentos y privada de agua, gas, electricidad y comunicaciones, según la organización Médicos Sin Fronteras (MSF). 

Desde el inicio de la ofensiva rusa, 596 civiles ucranianos fallecieron según la Organización de Naciones Unidas (ONU), entre los cuales se cuentan 85 niños, informó la oficina del fiscal general de Ucrania. Además, desde el pasado 24 de febrero se contaron 12 muertos y 34 heridos en 31 ataques contra el personal y la infraestructura sanitaria, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) que exigió, junto a la Agencia de Naciones Unidas para la infancia (Unicef), un alto el fuego.

Rusos y ucranianos volverán a negociar el lunes

Las negociaciones entre Ucrania y Rusia para buscar el fin de las hostilidades continuarán el lunes por videoconferencia, aseguró Mykhailo Podoliak, negociador y asesor del presidente ucraniano Volodimir Zelenski, poco antes de que lo anunciara Moscú. «El lunes se celebrará una sesión de negociaciones para hacer un resumen de los resultados preliminares» de las conversaciones, escribió Podoliak en Twitter. 

Por su parte Leonid Slutski, miembro de la delegación rusa que se reunió recientemente con los negociadores ucranianos en Bielorrusia, dijo que las conversaciones estaban progresando. «Si comparamos la posición de las dos delegaciones entre el inicio de las negociaciones y ahora, vemos un progreso significativo», aseguró Slutski.

El propio presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, dijo el sábado que «hay algunos signos positivos» por parte de Rusia en las negociaciones que se están llevando a cabo. «Ahora la parte rusa, en las negociaciones, ha comenzado a hablar de cosas y no solo lanzar ultimátums. Creo que este es un enfoque fundamentalmente diferente. Y debería ser así», dijo el mandatario ucraniano.

Rusia y Ucrania han mantenido tres rondas de negociaciones presenciales con delegaciones de ambos países en la frontera polaco-bielorrusa desde que empezó la guerra. Luego de estos contactos, en los que apenas hubo algunos mínimos acuerdos, los cancilleres de ambos países se reunieron por primera vez en Turquía la semana pasada.



Fuente: Página 12

Compartir:

Relacionados