Hoy comenzaría el juicio a Menen por las explosiones en Río Tercero

by Editor
Compartir:

Pasados 25 años de la voladura de la Fábrica Militar en esa localidad de Córdoba, el ex presidente iba a ser juzgado acusado de estrago doloso agravado. La explosión dejó como resultado siete muertos, más de 300 heridos y graves daños materiales.

El proceso judicial del último juicio pendiente en el marco de la investigación por las explosiones de la Fábrica Militar de Río Tercero -ocurridas el 3 de noviembre de 1995- estaba previsto para este 24 de febrero en los tribunales federales de Córdoba pero quedó concluido con la muerte de Carlos Menem el pasado 14 de febrero.

El expresidente era el único imputado que quedaba en la causa, y debía afrontar un juicio oral y público en el Tribunal Oral N° 2 de Córdoba por la voladura que dejó como resultado siete muertos, más de 300 heridos y graves daños materiales.

 A la mañana de ese 3 de noviembre tres explosiones desencadenaron que miles de proyectiles acumulados en los polvorines de la fábrica se esparcieron por los barrios de la localidad.

Si bien en un principio las investigaciones fueron desviadas, la Justicia determinó que no fue un accidente sino que se buscó encubrir un faltante de material bélico que había sido enviado por contrabando a Ecuador y Croacia. Entre 1991 y 1995, el entonces presidente Carlos Saúl Menem firmó decretos para vender armas a Panamá y Venezuela, que sin embargo terminaron en Ecuador y Croacia en operaciones de triangulación.

El 8 de febrero último el abogado Omar Daer, uno de los defensores de Menem, había presentado un pedido de suspensión del juicio ante la Cámara Oral Federal 2 de Córdoba (TOF2), debido al estado de “gravedad” que presentaba el expresidente.

El fiscal Federal Carlos Gonella, quien elevó la causa a juicio y debía sostener la acusación en el proceso de enjuiciamiento, manifestó que el fallecimiento de Menem implica la “extinción de la acción penal y sobreseimiento por muerte”.

De esta manera “se cierra el ciclo judicial penal de la de los tristes hechos por las voladuras” de la Fábrica Militar de Río, explicó el fiscal Gonella, quien desde 2008 tuvo participación en la causa.

Por su parte, el abogado Horacio Viqueira, querellante en la causa, consideró “lamentable” la actuación de la Justicia que “dilató desmedidamente el proceso judicial”, lo que “dificultó e impidió que se identificará más autores y participes del brutal hecho”.

El abogado representa a María Eugenia y María Julia, las hijas de Ana Gritti -esposa de Hoder Dalmasso, muerto el día de las explosiones-, quien impulsó durante años la investigación casi en soledad, hasta su fallecimiento en 2011. «Mucha gente ha quedado impune por los encubrimientos desde el primer momento, con el discurso oficial instalado en los medios», sostuvo Viqueira y afirmó que, «con la hipótesis de que fue un accidente, plantaron líneas investigativas que desviaron la investigación para evitar llegar a la verdad».

En 2014 se realizó en los tribunales federales de la capital de Córdoba el primer juicio, en contra de cuatro directivos de la Fábrica Militar y, en diciembre de ese mismo año, fueron condenados con penas de entre 10 y 13 años de prisión como autores mediatos penalmente responsables del delito “estrago doloso agravado por muerte de personas”.

En ese sentido, el fallo también se había respaldado en la sentencia de la causa colateral, denominada ‘Armas-Sarlenga, Luis y otros’, que condenó a Menem como autor del delito de «contrabando agravado por tratarse de material bélico».

El expresidente Menem había sido separado de ese proceso judicial por «falta de mérito» dictada por la Cámara de Apelaciones de Córdoba. Sin embargo, en 2018, la Cámara Nacional de Casación Penal revisó esa decisión, revocó el sobreseimiento y envió a juicio para el 24 de febrero de este año.

Persona no grata


El domingo que falleció Menen, el intendente de Río Tercero, el radical Marcos Ferrer, comunicó que decidió no adherir al Duelo Nacional, decretado por el Poder Ejecutivo Nacional, al considerarlo como “el principal responsable” de las explosiones en el predio militar, y recordó que, el año pasado, en el marco del 25 aniversario de la voladura, había emitido un decreto declarándolo “persona no grata” en esa localidad.

«El conjunto de la ciudadanía de Río Tercero entiende que Menem tuvo participación necesaria en el atentado, que no se pudo perpetrar semejante hecho sin la anuncia de las altas esferas del poder», manifestó esta mañana a Cadena 3 el intendente Ferrer, y aseveró que «Menem murió en la impunidad».

«Para nosotros era importante que se sentara en el banquillo, porque quiere decir que había un convencimiento de la fiscalía y de los querellantes de que él era responsable de los hechos», pero «lamentablemente el ex presidente ha fallecido y quedará en la impunidad, al menos en términos de la justicia», resaltó el intendente.

Compartir:

Relacionados